Pelo graso | Remedios naturales Infalibles

Publicado en13/02/2021 por

Si has empezado a leer este artículo, seguro que tú también le has declarado la guerra al pelo graso. A todas nos encanta lucir nuestro cabello como recién lavado, suelto, con cuerpo y con extra brillo; pero sin saber cómo, tenemos el pelo graso de un dia para otro o, lo que es peor, en tan sólo unas horas después de haberlo lavado. No te rindas, esta batalla la vamos a ganar ;).

Es muy fácil detectar el pelo graso, éste tiene unos sintomas o signos muy concretos: tu cabello se ve descuidado, aplastado y en muchas ocasiones parece sucio también. Esto es súper común, pero se puede transformar en un problema cuando se ensucia a una velocidad que podríamos considerar fuera de lo normal. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Desde Biosplendor vamos a intentar darte algunas recomendaciones, presentarte algunas opciones naturales para combatir el pelo graso y también a tratar de buscar las posibles causas.



Pelo-graso-que-es

¿Por qué tengo el pelo graso?

Vamos al origen del cabello graso. La causa principal es el sebo que crean las glándulas del cuero cabelludo. Esta grasa busca protegerlo y lo mantiene sano y saludable. El inconveniente llega cuando esta producción de sebo de nuestro cuero cabelludo es excesiva porque sufre algún tipo de desequilibrio. Y no suele venir sola, además trae consigo la aparición de otros problemas como caspa o seborrea.

En algunos casos más extremos, puede hacer que el cabello se caiga con mayor frecuencia ya que este exceso de sebo llega a ahogar la raíz capilar. En la mayoría de casos, este desequilibrio de exceso de producción de sebo tiene un fuerte componente genético, pero existen otros muchos factores que propician el pelo graso:



  • Alimentación: como no, la mala alimentación puede ser una de las causas del cabello graso. Las dietas ricas en lípidos afectan directamente a la producción de sebo, así que pueden agravar el problema. No sólo por la salud de tu cabello, también por llevar una vida más saludable, intenta evitar alimentos grasos y mejorarás el aspecto de tu pelo y de tu piel en general.
  • Falta de vitaminas: concretamente las del tipo B y muy relacionado también con la alimentación. Concretamente el déficit de vitamina B7 está directamente relacionado con el buen funcionamiento de la piel y el cabello. Cuando se da esta situación, se produce una desregulación, dando lugar a un cabello más graso de lo normal. Incorporar alimentos a tu dieta ricos en estas vitaminas es una forma natural de luchar contra el cabello graso.
  • Estrés: el cuerpo reacciona ante las situaciones de estrés o angustia de formas muy diversas, entre ellas también se encuentra el aumento de la producción de sebo en el cuero cabelludo. Los dermatólogos recomiendan buscar técnicas o ejercicios de relajación para afrontar este tipo de situaciones y siempre puedes recurrir a la ayuda de un especialista.
  • Desequilibrio hormonal: el vaivén hormonal también influye en la secreción de grasa. La adolescencia, el embarazo, la menopausia o incluso durante períodos menstruales son momentos en los que este desequilibrio puede afectar más gravemente a nuestro cabello. La tendencia suele ser, tan pronto las hormonas se vuelven a equilibrar, que haya una disminución en los problemas de pelo graso. En el caso de que esto no sea así, lo mejor es consultar a un especialista.
  • Uso de productos: conocer tu tipo de cabello te facilitará utilizar los productos que este necesita. El champu antigrasa es de uso casi obligado, como también lo es tratar de evitar la utilización de champús que sean demasiado agresivos y puedan provocar que las glándulas sebáceas actúen en exceso. En este mismo sentido, deberías evitar el uso abusivo de otros productos para darle forma a tu cabello como lacas, ceras o espumas. Estos productos de fijación pueden dejar residuos en tu cabello, aumentar la generación de grasa y provocar apariencia de suciedad.
  • Limpieza del cabello graso: lavarlo con demasiada frecuencia es uno de los caballos de batalla. Al hacerlo, eliminamos los aceites protectores del cabello y el cuero cabelludo tiene que producir más sebo para compensar y proteger el cabello. Es como el pez que se muerde la cola, cuanto más lo lavemos más grasa producirán las glándulas sebáceas. Por eso, lo ideal es intentar limitar estos lavados todo lo que se pueda. Tan importante es tratar de distanciar los lavados como asegurarse de que se están realizando de forma correcta. Indicarte que también tienes que mantener todas tus herramientas de uso diario lo más limpias posible.

Como la limpieza del cabello graso es uno de los puntos fundamentales, te lo explicamos con más detalle, ahora mismo, sigue leyendo…



¿Cómo lavar el pelo graso?

No, la clave no es la cantidad de lavados, sino la calidad de los mismos, esto lo acabamos de ver hace justo un momento. A continuación te damos una pequeña guía para que laves tu pelo, que además, te ayudará a que luzca limpio y sano por más tiempo y evites el tan odiado cuero cabelludo graso.

1. Cepilla el pelo graso

Antes de lavarlo, es muy recomendable pasar un cepillo para quitar posibles enredos. De esta manera ayudarás a que el pelo se limpie de forma uniforme, de la raíz a las puntas, y de forma homogénea facilitarás que los productos de lavado penetren en el pelo graso y el cuero cabelludo.

Además, eliminarás partículas o sustancias que hayan podido acumularse en tu melena desde el último lavado.

2. Utiliza agua tibia en el lavado

Mejor que demasiado caliente, ya que el agua caliente abre la cutícula en exceso y favorece la aparición de sebo y grasa en el cuero cabelludo. El agua tibia ayuda a la circulación y te ayuda a mantener las cutículas cerradas, evitando que la suciedad penetre en la fibra capilar.

3. Usa un champu pelo graso

El uso de un producto específico para este tipo de cabello es fundamental, por eso es súper importante su elección. Te ayudará a regular la producción de grasa y a tener una frecuencia media de lavado. Así podrás lucir tu melena perfecta, libre de grasa, por mucho más tiempo. Si utilizas champús indicados para cabello normal o seco, puede que el exceso de hidratación en tu pelo conlleve la aparición de grasa con mayor velocidad. Una elección perfecta sería utilizar un champú natural para cabello graso, libres de sulfatos o siliconas que pueden empeorar el problema. Además están formulados con ingredientes naturales, por lo que podrás aprovechar todos los beneficios de te aportan.

champu-cabello-graso



Productos Naturales para Pelo Graso

4. Evita el acondicionador

Tanto los acondicionadores como las mascarillas hidratantes son productos que tendrías que tratar de no utilizar. Normalmente, el cabello graso no suele tener problemas de hidratación, por lo que dejar de usarlos no sería un gran problema. Si aun así los necesitas, recuerda que existen acondicionadores y mascarillas específicos para pelo graso y es mejor que elijas uno de ellos. En cuanto a su aplicación, trata de que sea sólo en las medias y las puntas; su aplicación en la raíz fomentará la aparición de sebo y grasa con mucha rapidez. Así evitarás tener el cuero cabelludo graso y puntas secas.

5. Lavado en profundidad

Una vez bien elegido el producto, es fundamental que laves tu melena de forma profesional. Esto es, haciendo pequeños masajes en el cuero cabelludo, con especial atención en la zona de la nuca. Eso sí, este masaje tampoco debe ser muy intenso, ya que provoca la apertura de las cutículas y mejora la circulación sanguínea, pudiendo llegar a aumentar también la producción de grasa. Se trata de masajearlo para efectuar la limpieza en su justa medida.

6. Peeling capilar

Para mantener tu pelo limpio y protegido de la aparición de un exceso de grasa este es un proceso muy recomendable. La exfoliación del cuero cabelludo mantendrá los folículos pilosos limpios de partículas y polvo, evitando así la aparición en exceso de grasa en el cuero cabelludo. Recuerda que tienes muchas opciones en el mercado disponibles para poder hacerlo tú misma en casa.

7. No abuses del calor

Ya lo comentábamos con el uso de agua tibia en lugar de agua muy caliente. Utilizar herramientas en exceso como secadores o planchas de pelo también pueden favorecer a la aparición de sebo en el cuero cabelludo. Una recomendación sería no aplicar en la zona próxima al cuero cabelludo de una forma muy directa.

Consejo extra. No forma parte del lavado en sí mismo, pero evita tocarte el pelo constantemente. Muchas veces no nos damos cuenta, pero esto hará que dure mucho más tiempo limpio.



Productos para mantener tu pelo limpio y evitar el pelo graso en el mercado hay muchísimos y de infinidad de marcas. Es importante que busques opciones sin sulfatos ni parabenos, ya que los químicos pueden agravar este problema. En Biosplendor apostamos por los productos naturales para pelo graso, que le darán a tu melena un aspecto muy saludable y lo hidratarán sin apelmazarlo. Si además de champús ecológicos, estás en búsqueda de algún otro tipo de remedio natural para ganarle la batalla al cabello graso, sigue leyendo que te damos algunas soluciones.

Remedios naturales para el pelo graso

Otra forma de acabar con el problema del pelo graso pasa por utilizar algún remedio natural. Son tratamientos poco agresivos y en muchos casos eficaces, ya que se basan en las propiedades de algún ingrediente o producto que tenemos muy a mano. Así, se pueden convertir en tus mejores aliados para ponerle fin al cabello graso y ayudarte a regular el exceso de producción de sebo.

Te presentamos algunos de los más populares, pero puedes encontrar otros muchos remedios naturales que seguro que se adaptan a tus necesidades. De entre todos ellos, tenemos esta selección que protagonizan el zumo de limón, la cola de caballo o el huevo entre otros. ¿Y tú, ya has probado alguno de estos tratamientos?

Limón contra el pelo graso

Y más concretamente su zumo. El limón cuenta con una serie de beneficios para el pelo graso, como serían sus propiedades astringentes que te ayudarán a tener el pelo limpio y sano. Otros beneficios: regula el pH y exfolia y limpia el cabello. De ahí que ayude en la regulación de la producción de grasa y contribuya a mantener tu pelo limpio por más tiempo.

Para realizar este tratamiento natural contra el pelo graso en casa sólo necesitarás el zumo de medio limón y un vaso de agua (no del grifo). Con estos dos ingredientes mezclados, aplica desde las medias hasta la raíz, sin que toque las puntas. Realiza un suave masaje en las zonas con más propensión a engrasarse y deja que la mezcla actúe durante unos cinco minutos. Seguidamente retíralo de tu cabello con agua tibia.

Puedes realizar este tratamiento dos veces por semana. Extra tip: no abuses de ninguno de los tratamientos que realices, tanto si natural como si no, ya que podría tener un efecto contraproducente.

Mascarilla natural para el pelo graso

Unas de las más aclamadas son las de arcilla, en el mercado las puedes encontrar de muchos tipos (arcilla rosa, arcilla blanca o arcilla bentonita por ejemplo) y sus beneficios son muy similares. Por su aportación de minerales te ayudarán a reparar y revitalizar el cabello, siendo muy buenas también como tratamiento del cabello graso.

¿Cómo usar estas mascarillas de arcilla? Pues muy simple, deberás mezclar la arcilla con agua mineral u osmotizada hasta conseguir una pasta homogénea. Las cantidades variarán en función del tipo de arcilla que estés utilizando, seguramente traerá indicaciones de las proporciones. Esta pasta la aplicaremos sobre el cabello graso y la dejaremos actuar sobre unos 10 minutos. Después aclararemos profundamente con agua templada.

Este proceso puedes repetirlo de forma quincenal. Aprovecha al máximo su acción limpiadora y reguladora de desequilibrios en el cuero cabelludo.

Cola de caballo para cabello graso

Otro de esos remedios naturales muy populares, ya que cuenta con propiedades astringentes que te ayudarán a controlar el exceso de grasa en el pelo. ¿Estás lista para lucir una melena libre de grasa? Toma nota.

Necesitarás unos 40 gramos de cola de caballo y medio litro de agua. Pon a hervir el agua en un recipiente, en cuanto llegue a ebullición añade la cola de caballo para que infusione. Deja reposar hasta que se enfríe y aplica la mezcla sobre el cabello.

Igual que sucede con el limón, es mejor que la utilices de medias a la raíz, para evitar la sequedad en las puntas. En este caso, deja que actúe durante 5 minutos y ya lo tienes. Podrás seguir este tratamiento dos veces por semana.

Huevo para el cabello graso

El uso del huevo sobre el cabello tiene múltiples beneficios, por la cantidad de nutrientes que tiene; eso sí, este tratamiento no es apto para veganos. Y aunque lo puedes utilizar en muchos casos, no sólo para cabello graso, te recomendamos que solamente utilices la clara si la grasa capilar es lo que quieres tratar. El uso de la yema sería como un aporte extra de lípidos que sería conveniente que evitaras.

Existen muchas mascarillas naturales con huevo para pelo graso, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en dos de las más reconocidas y que se combinan con otros ingredientes para conseguir mayor efectividad.

La primera de ellas mezcla la clara de huevo con un yogur natural (de los que no tienen azúcar). Crea una pasta con ambos ingredientes y aplícala por todo el cabello, dejándola actuar unos 15 minutos. Seguidamente, aclara con agua tibia y lava la cabeza de forma habitual.

La segunda de ellas combina los efectos de la clara de huevo con la astringencia y las propiedades del limón, siendo menos agresiva que la solución que sólo lleva zumo y agua. Mezcla el zumo de medio limón con la clara de un huevo hasta obtener una mezcla ligera. Impregna tu cabello desde la mitad hasta la raíz y deja actuar unos 10 minutos. Aclara y lava con normalidad.

Ambos tratamientos podrás repetirlos semanalmente, para que, una vez conseguidos los efectos deseados contra el cabello graso, puedas alargar el tiempo de aplicación.

Beneficios-huevo-pelo-graso
Beneficios-Aloe-vera-pelo-graso

Tratamiento pelo graso con aloe vera

En cosmética y cuidado de la piel, son infinitas las aplicaciones que tiene esta planta. Cuenta con muchas propiedades beneficiosas como una gran cantidad de vitaminas y su poder antioxidante, pero también por tener efectos hidratantes y astringentes. Es precisamente este último, el que lo ha convertido en un aliado perfecto para eliminar el pelo graso.

¿Cómo trato el cabello graso con aloe vera? Pues es muy sencillo, sólo necesitarás un par de hojas de un tamaño considerable. Córtalas, extrae toda la pulpa que puedas y limpia con agua esa pulpa (el limpiarlas es importante para eliminar el efecto urticante de la parte verde del Aloe vera, con lo que no obvies el paso de limpiarlo bajo el chorro). El siguiente paso es licuarlas, para conseguir una masa más ligera. Con el resultante, aplica esta crema por todo el cabello y deja que actúe unos 15 minutos. Lávalo con abundante agua de forma habitual y ya lo tendrás.

Para la aplicación de este tratamiento, con dos veces al mes será más que suficiente.



Si te puede la pereza, en Biosplendor tenemos marcas de productos capilares naturales para el pelo graso que te ayudarán en tu problema de una manera súper efectiva. Haz clic en el siguiente botón y descubre las soluciones al pelo graso que esperabas:



Productos Ecológicos para Pelo Graso



¿Y tú, qué haces para evitar el pelo graso? ¿Eres de las que enseguida visita al especialista o de las que prueba primero con algún remedio natural? Anímate y explícanos tu experiencia en comentarios, lo que te funciona y lo que no, estaremos encantados de leerte.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú