aceptar

En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info

Bálsamo SOS de Propóleo y Árbol de Té - 28ml

100% Orgánico, 100% puro y efectivo. El bálsamo SOS que todos debemos tener en el botiquín como respuesta eficaz a todo tipo de problemas en la piel. Brotes, granos, irritaciones. Stop. Sus beneficios antibacterianos ejercen la cura ideal.

26,49 €
Completa tu rutina
No hay artículos
Descripción

Icono envío Biosplendor ¡ ENVIO GRATUITO EN 24-48H !

 

Icono informacion de producto Biosplendor SOBRE ESTE PRODUCTO:

Si espontáneamente sufres una rozadura, picadura, o te sale ese grano o quiste molesto, o si buscas una respuesta efectiva ya que posees una piel propensa a problemas de todo tipo tales como acné, llagas, irritaciones, reactividad… Este bálsamo calmante de rescate para la piel puede ayudarte muchísimo con los brotes y un sinfín de afecciones cutáneas. Entre sus ingredientes, el aceite de propóleo, árbol de té, incienso y neem, todos 100% orgánicos, que poseen beneficios y propiedades antibacterianas. Junto a los demás aceites vegetales también ecológicos, trabajan en sinergia para tratar todas aquellas zonas del rostro y cuerpo que más atención necesitan.

Tratamiento adecuado para todos los tipos de piel, incluídas las más sensibles, reactivas y propensas al acné.

El bálsamo rescate SOS de Inlight para Biosplendor nos encanta porque es muy compatible (como todos los productos de la marca) con nuestra piel y todo tipo de afecciones que podemos sufrir. Siempre son productos de altísima tolerancia debido a su biodisponibilidad. Compatible con las pieles problemáticas de todo tipo, incluyendo las propensas al acné, brotes, urticaria, irritaciones y pie de atleta. Su potente fórmula antibacteriana, indicada tanto para la cara como para el cuerpo, se adecúa perfectamente también a las pieles más sensibles y exigentes. Está pensado para ellas, ya que son las que más sufren, con una fórmula única, 100% natural y orgánica, sin tóxicos ni ingredientes sintéticos, muy seguro de utilizar en pieles de todas las edades.

En caso de tener una piel especialmente reactiva y delicada, recomendamos realizar una prueba de parche durante 24 horas en un área de piel sana antes de aplicar el producto en el área apropidada.

Protege de las infecciones, ataca las bacterias, utilizando un própolis 100% orgánico certificado que respeta a las colmenas, los apicultores y sus ciclos vitales de manera sostenible.

El bálsamo rescate protege, repara, cuida e hidrata, aliviando y curando allá donde tu piel más lo necesite.

 

Estamos ante un producto totalmente orgánico, sin sintéticos o fragancias químicas.

Base en aceites y libre de aguas en sus fórmulas. Totalmente puro.

Altísimas concentraciones de fitonutrientes.

Puede llegar a aguantar en buen estado hasta 28 meses.

Certificado orgánico por la Soil Association y Cosmos.

Cruelty Free.

Producto Vegetarian friendly.

Almacenar en lugar fresco, seco y alejado de la luz solar.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS: 

Propóleo: Es un ingrediente con grandes propiedades curativas. Antimicrobiano y antibacteriano. Combate los hongos y el acné. Es antioxidante y emoliente. Restaura y mantiene la piel en perfectas condiciones, respetando su estructura. Además de curativo, es antiséptico. Restablece las defensas manteniendo un cutis sano y vital. Equilibra y calma las pieles más problemáticas. Acelera el crecimiento de células sanas y descongestiona los poros. Es antiinflamatorio. Contiene bioflavonoides y consigue suavizar, limpiar y desinfectar. Cura heridas y mejora el recambio celular. Es antienvejecimiento, revitaliza y aporta luminosidad.

 

Aceite de Árbol de Té: Calma todo tipo de pieles al reducir picazones e irritaciones. Es uno de los mejores ingredientes para el tratamiento del eczema. Antiséptico. Trata eficazmente los problemas que sufren las pieles grasas. Es antiinflamatorio, aliviando molestias de picazón. Cura las infecciones que pueden producirse después de la picazón, por ejemplo, sobre los párpados. Su capacidad antiinflamatoria ayuda a calmar y aliviar la piel agredida, dolorida e irritada. Reduce los enrojecimientos y la hinchazón. Las heridas producidas por bacterias se curan y regeneran más rápidamente debido a las propiedades antibacterianas. Se disminuyen los tiempos de curación. El aceite de árbol de té trata el acné y calma la inflamación, hinchazón y enrojecimiento que causa esta afección sobre la piel. Previene y reduce las cicatrices revelando una piel más suave y clara, sin imperfecciones.

 

Aceite de Neem: Sus vitaminas antioxidantes y ácidos grasos esenciales lo hacen ideal en el tratamiento de la piel seca y arrugas ya que estimula la producción de colágeno. Reduce el aspecto de las cicatrices y cura las heridas. Trata afecciones como el acné y minimiza el aspecto de verrugas, manchas y lunares.

 

Aceite de Oliva: Antioxidante. Repleto de ácidos grasos esenciales y vitaminas que son beneficiales para nuestra piel. Trata diversas afecciones como eczema o psoriasis. Es antibacteriano y, junto al aceite de coco, suman fuerzas para tratar las infecciones provocadas por bacterias. Ayuda a mejorar ulceraciones. Es un humectante popular que suaviza la piel.

 

Aceite de Coco: No solo puede resultar perfecto para hidratar la piel e, incluso, desmaquillarla, de la manera más natural. El aceite de coco limpia, desinfecta y tiene propiedades antibacterianas. El ácido láurico, su componente estrella, es un potente agente contra todo tipo de bacterias e infecciones por hongos. Trata también todo tipo de alteraciones de la piel debido a largas exposiciones al sol o quemaduras, suaviza las arrugas y mantiene la piel joven por mucho más tiempo.

 

Aceite de Ricino: Muy hidratante, además de tener la capacidad de sellar dicha hidratación propiciando la humectación de los tejidos por mucho más tiempo. Su combinación con el aceite de oliva y de coco es excepcional ya que juntos actúan en sinergia para mantener la piel en perfectas condiciones, protegiéndola, suavizándola y manteniéndola sana. Su aplicación sobre las heridas promueve su rápida curación y evita que las llagas empeoren. Estimula el crecimiento y regeneración celular y forma una barrera entre herida y ambiente que propicia la curación y reduce significativamente el riesgo de infección. También reduce la sequedad y evita la acumulación de células muertas que pueden retrasar la cicatrización de las heridas. El aceite de ricino también es efectivo sobre las personas que sufren de úlceras debido a una presión prolongada de la piel a causa de convalecencias. A sus propiedades hidratantes hay que sumar las antiinflamatorias. Ideal para personas que sufren de irritaciones e incluso psoriasis. El ácido ricinoleico presente en este aceite es un ácido graso que reduce el dolor y la inflamación. También reduce el acné y combate los hongos.

 

Aceite de Rosa Mosqueta: Sus ácidos grasos esenciales y vitaminas hidratan, nutren y mantienen la piel saludable, más joven y con apariencia más juvenil. Trata las arrugas y tiene propiedades antiinflamatorias. Repara múltiples daños en pieles agredidas. Es antioxidante, mejora el tono y aporta firmeza a los tejidos. Sus vitaminas A, C y ácidos grasos son una potente solución para atenuar y eliminar cicatrices faciales o marcas no deseadas. Estimula la producción de colágeno y atenúa las hiperpigmentaciones y manchas, incluso las estrías.

 

Caléndula: Ingrediente naturalmente sanador que acelera la curación de las heridas. Mejora síntomas como enrojecimiento, hinchazón y moretones. Dirigida también a todas aquellas personas que sufren acné o dermatitis y eczema. Sobre los más pequeños, la caléndula está totalmente recomendada para la dermatitis del pañal. Calma erupciones. Sus propiedades curativas también se han convertido en una de las opciones preferidas para tratar afecciones como la psoriasis. En general, mejora la apariencia de la piel, promueve la hidratación y reafirma. En personas con dermatitis de contacto o pieles reactivas es una buena opción.

 

Incienso: Además de sus múltiples beneficios sobre el cuidado de la piel y su belleza, el incienso es un poderoso desinfectante. Elimina gérmenes sin ser agresivo como los productos químicos. Reduce la inflamación de la piel con problemas y es ideal para regenerar y rejuvenecer. Reduce la apariencia de arrugas y cicatrices, previene el acné y cura pequeñas heridas.

 

Limón: Gran antiséptico. Ideal su aplicación sobre las heridas. De efecto calmante y astringente. Equilibra, regenera y rejuvenece. Es un ingrediente natural con beneficios antivirales. Su aplicación sobre labios y nariz agrietados y con heridas en los resfriados es muy efectiva. Sobre piel seca e irritada, con erupciones en pies, codos y manos, es de suma importancia aplicarlo. Refresca, alivia y suaviza. Calma y cura. Su altísimo porcentaje en vitamina C ya es suficiente garantía para el bienestar de la piel.

 

Aceite de Onagra: Ayuda en el tratamiento de afecciones de la piel como eccema. Es un gran aliado contra el acné, tanto debido a tipos de piel como el hormonal. Es un gran hidratante y nutre en profundidad dejando una piel más reconstituida y joven. Sus propiedades antiinflamatorias lo hacen ideal para combatir rojeces, erupciones, urticaria y picazón asociadas al eccema, psoriasis u otras problemáticas. Reduce la hiperpigmentación producida por exceso de melanina en determinadas áreas del cuerpo, como cuello, codos y rodillas. Es además considerado uno de los mejores aceites antiedad. Suaviza, alisa y rellena. Sus múltiples nutrientes y vitaminas propician una piel cuidada y saludable, previniendo efectivamente el envejecimiento prematuro. Combate las arrugas y mejora el aspecto significativamente.

 

Aceite de Lavanda: Activa la circulación sanguínea y es desinfectante. Es uno de los tratamientos más efectivos para tratar granos e imperfecciones. Tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antifúngicas, por lo que está indicado en personas con problemas como psoriasis y otras molestias inflamatorias de la piel. Atenúa las arrugas, cicatriza, calma la piel y regenera (sobretodo después de largas exposiciones al sol).

 

 Plantago: Normalmente su uso se destina a pieles mixtas-grasas ya que posee una gran capacidad limpiadora. También minimiza la apariencia de los poros y es ideal para pieles sensibles por su gran tolerancia. Suaviza y calma. Alivia la picazón. Es muy hidratante, por lo que las pieles secas también se pueden beneficiar de sus efectos.

 

Icono instrucciones de uso producto Biosplendor COMO USARLO:

Aplicar tópicamente sobre las zonas de la piel a tratar, al menos 3 veces al día

 

Icono ingredientes de producto Biosplendor INGREDIENTES:

Ingredientes (100% certificados orgánicos):

 

Aceites 100% orgánicos:

Aceite de oliva - olea europaea - emoliente, nutritivo, antioxidante

Aceite de coco - Cocos nucifera - hidratante, antibacteriano

Aceite de neem - melia azadirachta - antibacteriano

Aceite de ricino - ricinus communis - emoliente, calmante

Aceite de onagra - oenothera biennis - antibacteriano

Aceite de rosa mosqueta - Rosa rubiginosa - regenerativa, antioxidante, restauradora

 

100% extractos de plantas orgánicas todos producidos de manera artesanal:

Propóleo - propolis cera - antibacteriano, antioxidante

Caléndula - caléndula officinalis - antibacteriana, citofiláctica

Plantago - plantago mayor - astringente

Cera de abejas - cera alba - protectora, emoliente

 

Aceites esenciales 100% orgánicos.

Lavanda - lavandula angustifolia - antibacteriana, vulneraria

Árbol del té - melaleuca alternifolia - antibacteriano

Incienso - boswellia spp - antiséptico, astringente

Cáscara de limón - citrus medica limonum - antiséptico, astringente

Constituyentes naturales de los aceites esenciales, que pueden producir algún tipo de alérgia en las pieles más reactivas e hipersensibles: Linalool, limoneno, geraniol, citral.

Detalles del producto
Los clientes que compraron este producto también compraron:
Opiniones de este producto
Sin comentarios

Danos tu opinión

  • Valoración:
Deja un titular corto y conciso que destaque en pocas palabras la opinión que tienes del producto.
Sube una imagen:
Si quieres puedes arrastrar una imagen del producto y subirla.

Menú