aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info

Bálsamo Calmante Rosa de Damasco - 45ml

Nuevo producto

Ungüento multiacción. 100% orgánico. Calmante y sumamente delicado. Ideal para pieles reactivas y muy sensibles. Alivia pieles irritadas, magulladas y previene el enrojecimiento. Tenlo siempre a mano. ¡Su capacidad antiinflamatoria, reparadora, regeneradora y antioxidante te sorprenderá!.

Más detalles

27,90 €

- +

 
Más

Icono envío Biosplendor ¡ ENVIO GRATUITO EN 24-48H !

 

Icono informacion de producto Biosplendor SOBRE ESTE PRODUCTO:

Tu piel es delicada, presenta rojeces, se irrita… Aquí tienes tu solución. 100% natural, 100% orgánico y totalmente efectivo. Para todos los tipos de piel, especialmente las más sensibles y reactivas. Para todas las edades, incluidos los bebés. Totalmente seguro. Lo pueden utilizar también las embarazadas que están dando de amamantar. Un velo delicado echo tratamiento para las pieles más exigentes. Cortes, magulladuras, rozaduras, reacciones alérgicas cutáneas, rojeces, irritaciones, quemaduras, arañazos, rozaduras de pañal, pezones agrietados… No hay nada que se le resista al ungüento de rosa de damasco y caléndula de Inlight. En Biosplendor lo teníamos claro, y no podemos vivir sin él. Una vez lo tengas contigo, verás la de veces que te salvará de un apuro. Por una piel sana y bonita. Para toda la familia. En cualquier parte del cuerpo. Además, antibacteriano y astringente. Sus ingredientes botánicos, además de hidratar, curan, previenen dolores y reducen inflamaciones y enrojecimientos. Nutre y protege. Sus ingredientes respetan el grado de seguridad alimentaria, están libres de tóxicos, sintéticos, alcohol, agua y lanolina animal. Estamos ante un producto totalmente orgánico, sin sintéticos o fragancias químicas. Base en aceites y libre de aguas en sus fórmulas. Totalmente puro. Altísimas concentraciones de fitonutrientes. Puede llegar a aguantar en buen estado hasta 28 meses. Certificado orgánico por la Soil Association y Cosmos. Cruelty Free. Producto Vegetarian friendly. Almacenar en lugar fresco, seco y alejado de la luz solar.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS: 

Rosa de Damasco: Cura la piel y las emociones. Consigue penetrar en las capas más profundas de la piel, nutriéndola, reparándola y suavizándola. Es antioxidante, antibacteriana e hidratante. Estimula la renovación celular y es adecuada su aplicación sobre pieles con acné y rosácea. Combate sequedad y malestar cutáneo. Reduce el aspecto de finas líneas y arrugas. Su uso continuado promueve una piel más rellena y saludable. Es astringente, fortalece las venas y capilares y mejora el aspecto de las arañas vasculares. Antiinflamatoria. Puede ser útil su aplicación sobre zonas de la piel que cursan psoriasis y eccema.

 

Palmarosa: Acelera la curación de heridas y erupciones cutáneas. Su capacidad antiséptica también es útil sobre quemaduras e infecciones de la piel. Desinfecta. Es antibacteriana. Su aceite es uno de los más idóneos para tratar problemas de piel tanto muy seca como muy grasa, además de opaca. Sella la humedad y devuelve la vitalidad. Suaviza y atenúa arrugas y otros signos del envejecimiento. Tiene una alta capacidad regenerante. Fortalece la piel y su sistema de defensa. Es antiinflamatoria y trata afecciones como ecema, psoriasis, forúnculos, dermatitis, piel inflamada y arrugas. El uso de la palmarosa, además de utilizarla sobre erupciones y acné, trata cándidas, manchas, cicatrices y reduce la apariencia de capilares rotos.

 

Aceite de Oliva: Antioxidante. Repleto de ácidos grasos esenciales y vitaminas que son beneficiales para nuestra piel. Trata diversas afecciones como eczema o psoriasis. Es antibacteriano y, junto al aceite de coco, suman fuerzas para tratar las infecciones provocadas por bacterias. Ayuda a mejorar ulceraciones. Es un humectante popular que suaviza la piel.

 

Aceite de Coco: No solo puede resultar perfecto para hidratar la piel e, incluso, desmaquillarla, de la manera más natural. El aceite de coco limpia, desinfecta y tiene propiedades antibacterianas. El ácido láurico, su componente estrella, es un potente agente contra todo tipo de bacterias e infecciones por hongos. Trata también todo tipo de alteraciones de la piel debido a largas exposiciones al sol o quemaduras, suaviza las arrugas y mantiene la piel joven por mucho más tiempo.

 

Aceite de Rosa Mosqueta: Sus ácidos grasos esenciales y vitaminas hidratan, nutren y mantienen la piel saludable, más joven y con apariencia más juvenil. Trata las arrugas y tiene propiedades antiinflamatorias. Repara múltiples daños en pieles agredidas. Es antioxidante, mejora el tono y aporta firmeza a los tejidos. Sus vitaminas A, C y ácidos grasos son una potente solución para atenuar y eliminar cicatrices faciales o marcas no deseadas. Estimula la producción de colágeno y atenúa las hiperpigmentaciones y manchas, incluso las estrías.

 

Caléndula: Ingrediente naturalmente sanador que acelera la curación de las heridas. Mejora síntomas como enrojecimiento, hinchazón y moretones. Dirigida también a todas aquellas personas que sufren acné o dermatitis y eczema. Sobre los más pequeños, la caléndula está totalmente recomendada para la dermatitis del pañal. Calma erupciones. Sus propiedades curativas también se han convertido en una de las opciones preferidas para tratar afecciones como la psoriasis. En general, mejora la apariencia de la piel, promueve la hidratación y reafirma. En personas con dermatitis de contacto o pieles reactivas es una buena opción.

 

Limón: Gran antiséptico. Ideal su aplicación sobre las heridas. De efecto calmante y astringente. Equilibra, regenera y rejuvenece. Es un ingrediente natural con beneficios antivirales. Su aplicación sobre labios y nariz agrietados y con heridas en los resfriados es muy efectiva. Sobre piel seca e irritada, con erupciones en pies, codos y manos, es de suma importancia aplicarlo. Refresca, alivia y suaviza. Calma y cura. Su altísimo porcentaje en vitamina C ya es suficiente garantía para el bienestar de la piel.

 

Aceite de Onagra: Ayuda en el tratamiento de afecciones de la piel como eccema. Es un gran aliado contra el acné, tanto debido a tipos de piel como el hormonal. Es un gran hidratante y nutre en profundidad dejando una piel más reconstituida y joven. Sus propiedades antiinflamatorias lo hacen ideal para combatir rojeces, erupciones, urticaria y picazón asociadas al eccema, psoriasis u otras problemáticas. Reduce la hiperpigmentación producida por exceso de melanina en determinadas áreas del cuerpo, como cuello, codos y rodillas. Es además considerado uno de los mejores aceites antiedad. Suaviza, alisa y rellena. Sus múltiples nutrientes y vitaminas propician una piel cuidada y saludable, previniendo efectivamente el envejecimiento prematuro. Combate las arrugas y mejora el aspecto significativamente.

 

Aceite de Lavanda: Activa la circulación sanguínea y es desinfectante. Es uno de los tratamientos más efectivos para tratar granos e imperfecciones. Tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antifúngicas, por lo que está indicado en personas con problemas como psoriasis y otras molestias inflamatorias de la piel. Atenúa las arrugas, cicatriza, calma la piel y regenera (sobretodo después de largas exposiciones al sol).

 

Plantago: Normalmente su uso se destina a pieles mixtas-grasas ya que posee una gran capacidad limpiadora. También minimiza la apariencia de los poros y es ideal para pieles sensibles por su gran tolerancia. Suaviza y calma. Alivia la picazón. Es muy hidratante, por lo que las pieles secas también se pueden beneficiar de sus efectos.

 

Aceite de Sésamo: Antioxidante. Combate el daño sobre la estructura celular de la piel. Su capacidad antimicrobiana consigue matar microorganismos dañinos y detiene su crecimiento. Antiinflamatorio. Reduce dolores e hinchazones.

 

Aceite de Girasol: Sus ácidos grasos beneficiosos para la piel, como el ácido linoleico, ejercen de antioxidantes naturales, protegiendo el colágeno y la elastina, reduciendo el aspecto de las arrugas y disminuyendo signos de la edad, sobretodo los producidos por el fotoenvejecimiento. Previene el daño solar y es muy hidratante y nutritivo.

 

Aceite de Jojoba: Hidratante, nutritivo, seboregulador y antibacteriano. Combate diversas infecciones de la piel. Es ideal contra el acné, piel agrietada, psoriasis, quemaduras solares y eccema. Antiinflamatorio.

 

Zanahoria: Alto contenido en vitaminas, su aceite es hidratante y un calmante de amplio espectro que combate las erupciones, arrugas, piel seca, escamada o hinchada.

 

Centella Asiática: Sus aminoácidos, betacarotenos, ácidos grasos y fitoquímicos tienen grandes propiedades antiedad. Estimula la producción de colágeno, manteniendo la piel en perfecto estado, tersa y joven. Mejora la circulación y repara los tejidos. Acelera la curación de heridas y mejora la cicatrización de los granos. Repara el daño solar y es una aliada en casos de piel con eccema o estrías.

 

Cola de Caballo: Antiedad reparador. Mejora los niveles de ácido hialurónico y colágeno, estimulando su producción a nivel celular. Protege, mejorando la elasticidad y función barrera. Previene el envejecimiento. La cola de caballo tiene un alto contenido en Silicio, un mineral que ayuda a la producción de colágeno, reduce los signos de la edad y repara. Es antioxidante y antiinflamatoria.

 

Ortiga: Sus propiedades antiinflamatorias son ideales para aliviar y combatir afecciones de la piel como eccema, psoriasis, dermatitis y picazón. Su capacidad antihistamínica y su contenido en hierro la hacen ideal para todo tipo de picores y para sanear los tejidos. Al ser astringente, ayuda a reparar y cicatrizar más rápidamente lesiones menores como rasguños y arañazos.

 

Icono instrucciones de uso producto Biosplendor COMO USARLO:

Aplicar y masajear sobre la zona a tratar tan a menudo como se necesite, ya que calma, alivia, hidrata y protege. Al ser un producto (como todos los de Inlight Beauty) en base a aceites puros y nada de agua, es altamente concentrado. Con muy poquito es suficiente y hace muchísimo. Se puede, no obstante, retirar cualquier exceso con un algodón orgánico. Si se aplica sobre zonas que deben cubrirse con ropa, es mejor esperar un poquito después de la aplicación, ya que se podría manchar la prenda de ropa si se viste inmediatamente.

Para mamás en lactancia: Aplicar un poquito de producto en el área del pezón después de alimentar al bebé. El bálsamo es totalmente seguro y no altera el sabor de la leche materna. No obstante, por razones de higiene, es recomendable lavar el área antes y después de la alimentación.

Para bebés con rozadura de pañal y erupción: Masajear la cantidad de producto necesaria sobre la piel dañada las veces que sea necesario para calmar y prevenir, además de aliviar, el enrojecimiento y dolor. Al ser una fórmula en base a aceite también se consigue repeler el agua y protege las zonas problemáticas del bebé contra la humedad y las bacterias

 

Icono ingredientes de producto Biosplendor INGREDIENTES:

Ingredientes (100% certificados orgánicos):

 

100% Aceites Orgánicos:
Olive oil – olea europaea – emollient, nourishing, soothing, antioxidant 
Coconut oil – cocos nucifera – moisturising, emollient, nourishing 
Sesame oil - sesamum indicum – moisturising, antioxidant 
Sunflower oil - helianthus annuus – moisturising, antioxidant 
Evening primrose oil – oenothera biennis – antioxidant, regenerating, moisturising 
Jojoba oil – simmondsia chinensis – moisturising, emollient, nourishing

 

100% Extractos orgánicos de plantas,  todos de producción artesanal.
Marigold – calendula officinalis – antiseptic, cytophylactic 
Plantain – plantago major – promoting healing, astringent
Carrot – daucus carota sativa – antioxidant, skin conditioning 
Centella asiatica – hydrocotyl leaf – promoting skin elasticity, regenerating 
Horsetail - equisetum arvense – mineralising, restructuring 
Nettle – urtica dioica – antioxidant, mineralising 
Lemon peel – citrus medica limonum – antiseptic, astringent 
Beeswax – cera alba - protective, emollient 

100% Aceites esenciales orgánicos
Damask rose – Rosa damascena – astringent, antioxidant, cicatrisant
Lavender – lavandula angustifolia – cytophylactic, soothing, antibacterial 
Palmarosa – cymbopogon martinii – toning, cytophylactic, antibacterial 
Rose – rosa rubiginosa – regenerative, antioxidant, restorative
Natural constituents of essential oils, so called allergens: Geraniol, linalool, limonene, farnesol, citral, citronellol
.

Escribe tu opinión

Bálsamo Calmante Rosa de Damasco - 45ml

Ungüento multiacción. 100% orgánico. Calmante y sumamente delicado. Ideal para pieles reactivas y muy sensibles. Alivia pieles irritadas, magulladas y previene el enrojecimiento. Tenlo siempre a mano. ¡Su capacidad antiinflamatoria, reparadora, regeneradora y antioxidante te sorprenderá!.

Escribe tu opinión

30 productos más en la misma categoría: