aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info

Kombu Néctar Bálsamo Limpiador y Mascarilla Hidratante Nocturna - 100ml

Nuevo producto

Bálsamo limpiador antiedad, como primer paso de la doble limpieza nocturna, y mascarilla hidratante antienvejecimiento. Producto dual para ser utilizado por la noche, con Kombucha, el hongo de la longevidad que sana, suaviza y repara todos los tipos de piel.

Más detalles

45,00 €

- +

 
Más

Icono envío Biosplendor ¡ ENVIO GRATUITO EN 24-48H !

 

Icono informacion de producto Biosplendor SOBRE ESTE PRODUCTO:

Nos gustan los productos a los que se les puede dar un doble uso. Nos ahorran espacio y nos resultan prácticos. Si además están dirigidos a todos los tipos de piel, incluso con problemas, y contienen activos naturales que consiguen sanarla, repararla, suavizarla y rejuvenecerla, pues que más se puede pedir. Ami Iyök nos descubre Kombunéctar, el primer bálsamo limpiador y desmaquillante de uso dual que también actúa como una fantástica mascarilla hidratante nocturna, reparadora y antienvejecimiento.

 Es un néctar-bálsamo de textura oleosa y total afinidad con la piel que ultra-hidrata, revitaliza, ilumina y devuelve la salud a la piel en una sola noche. Su ingrediente estrella, la Kombucha, resultado de la fermentación del Té Verde, protege nuestra epidermis durante la noche, mientras dormimos, aportándole beneficios que se revelan a la mañana siguiente. Con capacidad antiglicante, que quiere decir que es un tratamiento capaz de romper asombrosamente el proceso de envejecimiento cutáneo, reforzando y protegiendo nuestro tejido dérmico.

 Sus efectivos ingredientes naturales se combinan para ofrecernos un cóctel de vitaminas, minerales y aminoácidos con efectos antiedad, antioxidante, détox, hidratantes y estimuladores sobre la producción de colágeno.

 La afinidad con nuestra capa hidrolipídica de la piel propicia un primer paso en la limpieza fácil, cómodo y efectivo. Arrastra restos de grasa, suciedad y maquillaje rápidamente, aportando una sensación limpia, fresca, suave y comfortable. El resultado final es una piel aterciopelada pero sin sensación grasa, de tacto seco y muy agradable.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS: 

Kombucha: Hongo probiótico repleto de vitaminas, minerales y aminoácidos. Su contenido en vitaminas del grupo B lo hacen un auténtico elixir de belleza. Su capacidad probiótica nos permite mantener una piel saludable en perfectas condiciones. Aumenta la luminosidad, frescura y textura de los tejidos. Consigue devolver la apariencia saludable al rostro, mejorando el tono, las afecciones y las imperfecciones que se puedan tener. Promueve la belleza y realiza un “efecto relleno” que alisa, suaviza y genera tersura. De acción antiglicante, ralentiza el proceso del envejecimiento. Esto se debe a que la Kombucha fortalece las moléculas proteicas de la piel y evita que las moléculas de azúcar se adhieran a ellas, degradando las fibras de colágeno y elastina. Por todo ello, la Kombucha consigue prevenir los signos de envejecimiento más visibles como la formación de arrugas, flacidez, pérdida de elasticidad, etc.. Día tras día, tras su uso, la piel se torna más suave, reparada, joven y fortalecida. Sus vitaminas A y E retrasan el envejecimiento celular y sus fitoquímicos realizan importantes acciones desintoxicantes.

 Alga Espirulina: Considerada un “superalimento”, es una de las algas más famosas cargada de nutrientes que mejoran sorprendentemente la calidad de la piel. Contiene una amplia proporción de proteínas, vitaminas (incluídas las del grupo B), minerales como el calcio y el hierro y aminoácidos que, junto a los ácidos grasos, desintoxican, tienen una poderosa acción antioxidante, propician un aspecto saludable de la piel y combaten las bacterias. Su contenido en vitamina A, B12 y vitamina E además del fósforo sanan el tejido cutáneo, tonifican y revitalizan su aspecto. La tirosina, vitamina E y el selenio que aporta tienen probados efectos antiedad reforzando las células y ralentizando su envejecimiento.

 Açaí: Previene los signos prematuros del envejecimiento. Tiene un efecto positivo en la cicatrización de las heridas, ayudando sobre la regeneración de la piel. Posee innumerables nutrientes para nuestros tejidos. Es capaz de rellenar y traspasar la barrera hidrolipídica, ayudando con la absorción de los demás ingredientes presentes en los tratamientos. Sus antioxidantes y ácidos grasos ayudan a redensificar y tensar la piel, además de protegerla de estresores medioambientales, reduciendo la apariencia deteriorada provocada por el envejecimiento. Es un fruto también abundante en vitaminas y minerales. Arrugas y finas líneas, flacidez, manchas, decoloración.. Con el açai se pueden mitigar muchos de éstos problemas, además de difuminar cicatrices, patas de gallo, estrías y piel seca. Consigue reparar las células dañadas más rápido consiguiendo proyectar un aspecto más juvenil. El Açai es fuente de Antocianinas y flavonoides, vitamina A, C, vitaminas del grupo B, Calcio, Magnesio, Zinc y Cobre, por lo que protege y realiza un escudo de defensa dérmica, lucha contra las arrugas, humecta, promueve la salud de los poros, aumenta el colágeno reduciendo finas líneas y decoloraciones. Es antiinflamatorio, reafirma y aporta un aspecto luminoso. Totalmente antiedad. Combate la descamación, fortalece las capas de la piel, repara, renueva, promueve la elasticidad y sana. Conclusión: Que tu tratamiento preferido incluya Açai.

 Aceite de Chía: Contiene ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6, tocoferoles antioxidantes, siendo el aceite más antioxidante de todos los aceites. Es muy hidratante, evitando la rápida pérdida hídrica y mejorando la función barrera celular. Es capaz de penetrar en las capas más profundas de la piel, reforzándola y previniendo el envejecimiento. Estimula la producción de colágeno, manteniendo las estructuras tisulares en perfectas condiciones, propiciando un aspecto más juvenil. Ayuda a aclarar y prevenir las manchas oscuras siendo, además de un poderoso ingrediente antiedad, un poderoso antiinflamatorio, remediando pieles con problemas de irritaciones, picazón, reactividad e inflamaciones diversas. Reduce los daños producidos por el sol y desintoxica. Es un aceite ligero, nada graso, muy liviano, que se absorbe  rápidamente.

 Aceite de Sacha Inchi: Su excepcional contenido en ácidos grasos Omega 3 lo hacen muy beneficioso para la piel. Además, contiene Omega 6, 9, proteínas, antioxidantes y vitaminas A y E en una alta proporción. Junto a sus fitoesteroles, el aceite de sacha inchi ayuda a equilibrar la piel, reduciendo y mejorando el aspecto de pieles propensas al acné. Regula la grasa mejorando el aspecto de los poros. Calma las pieles secas e irritadas. Retiene la humedad. Es antienvejecimiento y fortalece la barrera de la piel y las defensas de las células. Alivia afecciones como irritación, descamación, picazón, inflamaciones o problemas de sequedad crónica. Es un aceite totalmente indicado para pieles maduras que comienzan a presentar arrugas. Protege del daño solar y promueve la elasticidad.

 Aceite de Bergamota: Cuida de la piel, refrescándola y tratando afecciones como la psoriasis entre otras ya que calma las pieles que cursan inflamaciones. Tiene propiedades antisépticas, previniendo infecciones y ayudando a una rápida recuperación. También es antibacteriano.

 Aceite de Naranja Dulce: Ejerce una acción de control sobre la producción sebácea, manteniendo las pieles grasas a raya. Disminuye el tamaño de los poros, da lustre y aporta luminosidad. Mejora el aspecto de pieles con imperfecciones como granos y manchas oscuras. Tiene efectos antiedad ya que está repleto de antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro, atenuando las arrugas y mejorando la elasticidad, estimulando la producción de colágeno y renovación celular. El aceite de naranja dulce, además, mejora la microcirculación asegurando la obtención de nutrientes por parte de las células.

 Además, contiene Manteca de Karité y los 3 aceites por excelencia más indicados para la piel de nuestro rostro: Aceite de Oliva, Aceite de Almendras y Aceite de Argán.

 

Icono instrucciones de uso producto Biosplendor COMO USARLO:

Kombunéctar se utiliza como primer paso en la rutina de doble limpieza, por la noche, y como mascarilla hidratante antienvejecimiento aplicándola antes de acostarse.

 

Como Bálsamo Limpiador:

 

Primer paso para una limpieza impecable, suave, respetuosa y efectiva. Aplícalo sobre todo el rostro y cuello secos, masajeando. Se funde con la piel resultando un aceite que retira todo tipo de suciedad, grasa y maquillaje. Se recomienda utilizar una muselina empapada en agua tibia para retirar los residuos, realizando movimientos circulares. Es ideal también para retirar la máscara de pestañas, incluso waterproof. Acto seguido, recomendamos utilizar un segundo paso de limpieza con el limpiador adecuado, como el Green Shaman de la misma marca. Acaba por enjuagar la cara con agua fría. El resultado es una piel limpia, suave, fresca, libre de impurezas, con el Ph equilibrado y sin alteraciones. Calmada, sin tirantez, preparada para recibir los beneficios de los tratamientos hidratantes posteriores. Verás como irán disminuyendo tus imperfecciones y las molestias que sufren, sobretodo, las pieles más reactivas y sensibles. No te preocupes si tu piel es grasa. Lo pueden utilizar todos. Es un tratamiento limpiador que equilibra sin agresividad.

 

Como Mascarilla Hidratante Reparadora Nocturna:

 

La mejor manera de que tu piel se impregne de los activos antienvejecimiento y reparadores de su composición y se despierte con un rostro más sano, suave, joven y sin imperfecciones. Aplica una fina capa del néctar sobre el rostro y cuello limpios y tonificados. Déjala actuar durante toda la noche, no necesitas hacer nada más. Por la mañana, realiza tu limpieza habitual para retirar las toxinas generadas durante el proceso de renovación celular nocturna y descubre una piel más saludable, bonita y joven preparada para recibir los tratamientos diarios.

 

Beneficios que aporta:

 

-       Antioxidante

-       Antiedad

-       Antiimperfecciones

 

Y, sobretodo:

 

-       Hidrata

-       Detoxifica

-       Aporta vitalidad

-       Ilumina

-       Repara

-       Estimula la producción de colágeno

-       Cuida las pieles deshidratadas y equilibra las más grasas

-       Regenera

-       Calma

 

Icono ingredientes de producto Biosplendor INGREDIENTES:

Olea Europaea (olive) fruit oil*, Prunusamygdalus (almond) dulcis oil, cera alba, butyrospermum parkii (Shea) Butter*, Saccharomyces/Xylinum/Green Tea Ferment/ Acid Lactic and Glycerin, hispánica (chia) seed oil, Plukenetia volubilis (sacha inchi) seed oil, Argania spinosa (argan) kernel oil*, Euterpe oleracea (Açai) pulp Powder*, arthrospira platensis (spiruline) extract, citrus bergamia (bergamot) peel oil, citrus aurantium duocis (orange) peel oil. Lecithin, tocopherol, sucrose, sodiumchloride, linalool, citral, limonene.

*Eco.

Escribe tu opinión

Kombu Néctar Bálsamo Limpiador y Mascarilla Hidratante Nocturna - 100ml

Bálsamo limpiador antiedad, como primer paso de la doble limpieza nocturna, y mascarilla hidratante antienvejecimiento. Producto dual para ser utilizado por la noche, con Kombucha, el hongo de la longevidad que sana, suaviza y repara todos los tipos de piel.

Escribe tu opinión

30 productos más en la misma categoría: