aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info

Vainilla Monoï de Tahití Luxury Spa Crema Corporal - 200ml

Nuevo producto

Crema corporal intensa, untuosa pero de rápida absorción. Nos encanta porque deja la piel más firme y elástica. Más hidratada, más sedosa, te transportará a paraísos exóticos, en los que la belleza de la piel es la protagonista.

Más detalles

55,00 €

- +

 
Más

Icono envío Biosplendor ¡ ENVIO GRATUITO EN 24-48H !

 

Icono informacion de producto Biosplendor SOBRE ESTE PRODUCTO:

La Crema Corporal de Vainilla Monoï de Chritopher Courtney es el vivo reflejo de las especias orientales, tanto por su olor como por sus propiedades. Es un tratamiento de textura rica, suntuosa, que aporta mucha suavidad e hidratación. Día tras día tu piel estará más nutrida y rejuvenecida, con ingredientes que, además, calman y reconfortan. Notarás la estructura de tu piel más firme, tersa y tonificada. Sus ingredientes naturales reafirmantes dan prueba de ello. Échale un ojo a los fantásticos principios activos. No defraudan!.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS: 

Monoï de Tahití: Es el aceite perfumado y sagrado en Mahoí, el idioma tradicional de la Polinesia Francesa. Creado a partir de la infusión del Tiaré (o Gardenia Tahitiana) manteniendo sus flores en aceite de coco. Ha sido utilizado por siglos por las hermosas mujeres polinesias para acondicionar e hidratar su piel y cabello. Su aroma es sutil pero perdurable. Hidrata profundamente y ejerce una barrera de protección sobre la piel contra los daños externos. Suaviza, es antioxidante, regenera los tejidos, rejuvenece, aporta tersura y nutre. Es ideal para acelerar y proteger la piel en el bronceado además de repararla después. Es un perfecto acondicionador y reparador del cabello. El monoï de tahití de Christopher Courtney para Biosplendor es de los protegidos por la designación de Denominación de Origen (garantía de origen) por el decreto francés nº 92-340. No contiene fragancias artificiales añadidas, está totalmente garantizada su pureza natural produciéndose bajo los estrictos controles del Monoï Institute.

 

Aceite de Semillas de Sandía: Rico en acidos grasos omegas 6 y 9. Nutre muchísimo pero se absorbe fácilmente, dejando una piel hidratada sin residuos. Gracias a sus vitaminas y minerales así como la “citrulina”, sustancia con alto poder antioxidante, previenen el envejecimiento prematuro, fortaleciendo la piel y propiciando un aspecto más sano, además de proteger y dar resistencia a los capilares. Elimina la picazón, repara y aumenta las defensas cutáneas. Su aplicación contínua promueve una piel más suave, flexible e hidratada, aliviando problemas como el acné o imperfecciones.

 

Pantenol (Vitamina B5): Repara todo tipo de agresiones sobre la piel, cura heridas y calma y sana pieles propensas a la inflamación e irritaciones. Es el ingrediente ideal para acelerar la curación de pieles que presentan diversos daños y problemas. Acelera el proceso de renovación y regeneración celular (particularmente los fibroblastos), y mejora sustancialmente el eritema (rojeces en la piel) así como el prúrito. Restablece los niveles de hidratación óptimos, revitalizando y mejorando la barrera protectora dérmica. Además, posee una alta capacidad antiedad, mejorando el aspecto de finas líneas, arrugas, y rejuveneciendo el aspecto de la piel, en este caso, del cuerpo.

 

Prebióticos: Gracias a los prebióticos, las bacterias “buenas” de nuestro organismo están más fuertes y son mayor número que las “dañinas”. Mantenemos un control, creándose una barrera de defensa contra todo tipos de daños tales como la contaminación, los cambios bruscos de temperatura, el exceso de calor o frío, y diversas condiciones que alteran nuestra piel a lo largo de nuestra vida como el estrés, uno de los grandes damnificadores. Si nuestras bacterias amigas están más fuertes, la piel se muestra más sana y equilibrada.

 

Alantoína: Estimula la regeneración celular y, gracias a ella, las pieles más sensibles y frágiles se tornan más resistentes. Mantiene la hidratación constante y duradera, contrarrestando la sequedad y combatiendo los agrietamientos.

 

Extracto de Loto: Sus flavonoides y polifenoles de efectos antioxidantes suavizan y rejuvenecen. Sus enzimas presentes en la semilla tienen la capacidad de reparar las proteínas ayudando a sintetizar eficazmente el colágeno y acelerando la renovación de las células de la piel. Además, posee propiedades antiinflamatorias y tonificantes.

 

Aloe Vera: Antiinflamatoria y calmante. Cargado de vitaminas y minerales con propiedades antibióticas, antisépticas, antiinflamatorias y antibacterianas. Repara y alivia las irritaciones. Refresca y trata las pieles agredidas por el sol. Es muy regeneradora y acelera la curación de ulceras o heridas. Al igual que la vitamina C, estimula la producción y síntesis de colágeno.

 

Aceite de Naranjas Dulces: Estimulante, reconforta la mente y alivia el estrés. Refresca, relaja y tranquiliza. Manitiene la piel sana, suave y joven. Es útil en casos de acné y dermatitis. Antiinflamatorio y antiséptico.

 

Extracto de Avena: Estimula la síntesis y formación de colágeno y ayuda a retener el agua en las células epiteliales, manteniendo la humectación durante más tiempo. Está indicada para las irritaciones y tiene propiedades antiinflamatorias. Ideal para pieles secas y muy sensibles. Consigue aportar una piel tan suave como la de los bebés. Es antioxidante y protector frente a la polución y los rayos UV. Reduce los picores y es un ingrediente indicado para trastornos de la piel e infecciones por hongos.

 

Vitamina B3: Suaviza la textura de la piel. Es muy emoliente e hidrata en profundidad. Reduce la apariencia de arrugas, uniformiza el tono de piel, ayuda a tratar el acné e hiperpigmentaciones y reduce inflamaciones, ayudando también a reparar daños solares.

 

Vitamina C: Antiinflamatoria. Promueve y estimula la formación de colágeno, combatiendo las arrugas y mostrando un aspecto de piel más joven y luminosa. Aclara y unifica los tonos. Protege de los daños solares y sus efectos nocivos sobre la piel. Es muy reparadora. Es curativa, por lo que está indicada para los pequeños cortes, rozaduras, marcas, granos.. Y reduce las discromías en la coloración, reduciendo, por ejemplo, las rojeces antiestéticas y revelando una piel más saludable y uniforme. Día a día, la piel se torna más joven, hidratada, nutrida, saludable y brillante.

 

Extracto de Bambú: Contiene aminoácidos, vitaminas y minerales, flavonoides, antioxidantes y una gran cantidad de Silicio, que es reafirmante, manteniendo la estructura de la piel en perfectas condiciones. Es antiviral, antibacteriano y antiinflamatorio. Está indicado para las pieles irritadas. El Sílice presente es un componente principal del colágeno, por lo que mantiene la elasticidad, humedad y firmeza de la piel durante los años. Las pieles secas y maduras lo agradecen. Estimula la regeneración y crecimiento rápido de los tejidos cutáneos dañados o agredidos, deteriorados o que están envejecidos.

 

Aceite Esencial de Vainilla: Afrodisíaco, calmante, relajante e ideal para todas aquellas personas que necesitan de ánimo. Gran tónico contra la depresión. Sus antioxidantes protegen al cuerpo de infecciones. Repara y regenera. Fortalecen las células dérmicas y ralentiza su deterioro y degeneración. Combate infecciones de la piel. Calma las inflamaciones.

 

Aceite Esencial de Madera de Sándalo: Aceite sagrado, muy espiritual, que calma y alivia los sentidos, mejora la ansiedad y el estado sobre las preocupaciones. Acerca a la paz y aporta claridad mental. Es astringente, antivírico y antiséptico. También posee capacidades antiinflamatorias. La madera de sándalo es muy rica en antioxidantes capaces de aportar grandes beneficios antiedad.

 

En Christopher Courtney se usan genuinas mantequillas exóticas naturales y orgánicas, vitaminas, aceites ricos en omegas 3,6,7 & 9, potentes extractos botánicos, aromaterapia restauradora, extractos marinos clínicamente probados y antioxidantes que provienen éticamente de todo el mundo certificados por la Soil Association, Ecocert y equivalentes para garantizar la calidad de los productos totalmente naturales.

 

Lo que nunca encontrarás en un producto de Christopher Courtney:

 

Sin derivados petroquímicos

Sin colores o fragancias sintéticas

No hay detergentes dañinos

No hay aceites minerales

Sin parabenos

Y los productos nunca se  prueban en animales.

 

Icono instrucciones de uso producto Biosplendor COMO USARLO:

Aplica la cantidad deseada sobre el cuerpo, realizando movimientos circulares, después del baño, ducha o cuando se crea necesario

 

Icono ingredientes de producto Biosplendor INGREDIENTES:

Aqua, Monoi de Tahite, Citrullus Vulgaris, Aloe barbadensis, Helianthus annuus (Sunflower) Seed Oil (and) Nelumbo nucifera flower extract, Prunus Armeniaca Kernel Oil, Avena Sative Kernel Flour, Glyceryl citrate / lactate / linoleate / Oleate, Bambusa vulgaris, Hydroxystearyl Alcohol, Hydroxystearyl, Glucoside & Aqua, Glucose, Decyl oleate, Oleyl erucate,  Cichorium Intybus Oligosaccharides, Glycerin, Caesalpinia Spinosa Gum, Gluconolactone, Panthenol,  Allantoin, Tocopherol, Niacinamide Sodium Ascorby Phophate,  Inulin, Alpha-glucan oligosaccharide, Rosmarinus officinalis, Sodium benzoate, Potassium sorbate , Ribes nigrum, Lactic Acid. Gardenia jasminoides, Cananga Odorata, Cinnamonum zeylanicum, Eugenia caryophyllus. *Eugenol, Cinnamyl Alcohol, Coumarin, Linalool, Benzyl Benzoate, Iso Eugenol, Citral, Limonene*.

Escribe tu opinión

Vainilla Monoï de Tahití Luxury Spa Crema Corporal - 200ml

Crema corporal intensa, untuosa pero de rápida absorción. Nos encanta porque deja la piel más firme y elástica. Más hidratada, más sedosa, te transportará a paraísos exóticos, en los que la belleza de la piel es la protagonista.

Escribe tu opinión

30 productos más en la misma categoría: