aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info
PROTOCOLO DE BELLEZA PARA EL OTOÑO

PROTOCOLO DE BELLEZA PARA EL OTOÑO

Comienzan los deberes en la asignatura de tu piel:

-5 protocolos de belleza que debes llevar a cabo al finalizar el verano-

 

El verano llega a su fin. Desde hace unos días la temida vuelta al trabajo se ha materializado y, lo que también se ha manifestado, si es que aún no lo ha hecho, son los estragos que causan en nuestra piel los efectos de la época estival.

Con el fin del calor y la entrada al otoño, nuestro cuerpo sufre alteraciones, quizás más acusadas en esta época del año que en los sucesivos cambios de estación, y siempre más acusados en el tránsito del verano al otoño y del invierno a la primavera.

 

A partir de ahora puedes ser una de esas personas que formen parte de la media a las que comienzan a brotarle acné, manchas o alteraciones en la piel del rostro, falta de luminosidad, opacidad, sequedad o, por el contrario, más grasa de lo normal. Se te comienza a caer el pelo o está a punto de sucederte, como cada año, y la piel del cuerpo te pica o presenta algún tipo de alteración. Si quieres mantener todo esto a raya o evitar que te ocurra, en la medida de lo posible, sigue nuestros protocolos de belleza indispensables para el cambio de estación. Verás como será más fácil dar la bienvenida al otoño con una sonrisa y una piel impoluta.

 

1. Cuidado del cabello, tu máxima prioridad

 Los baños de mar son excelentes, con propiedades curativas y beneficiosas para nuestro organismo. Pero un exceso acumulado de sol, arena y viento castiga tu pelo, y no te imaginas de qué manera. Si a esto le añades el cloro de las piscinas, totalmente tóxico, el cóctel puede ser fatal. Irritación, sequedad, obstrucción de los poros... Toda una combinación de elementos que dañan tu cuero cabelludo y fragilizan las fibras capilares. El resultado, un pelo áspero, sin vida, con exceso de sequedad y falta de brillo o, por el contrario, hay personas a las que se le desencadena un exceso de sebo que tapona los folículos y se manifiesta con un aumento de la grasa y sus consiguientes efectos molestos. En el más temido de los casos, y lo que más suele sufrir la gente en esta época del año, es la caída masiva del pelo. Comienzas a notar como llenas la almohada de pelos, la pica del lavabo o el sumidero de la ducha. Pues bien, vamos a intentar acabar con esto de una vez por todas, y cómo? Pues siguiendo 2 pasos infalibles que no puesdes obviar: La aplicación de un serum capilar junto con el champú adecuado para la necesidad del momento y la toma de un suplemento nutricosmético que te ayude a mitigar lo más posible los daños y caída que pueda sufrir tu cabello.

Al finalizar el verano, es imprescindible tomar un preparado que contenga los nutrientes y aminoácidos esenciales que tu pelo necesita para, en primer lugar, evitar la caída, y en segundo, mantenerlo bonito, con brillo, más fuerte y con cuerpo. La llegada del otoño no tiene porqué significar la pérdida de vitalidad o el dejar de lucir una cabellera abundante. El tomar el suplemento adecuado hará que tu pelo crezca más rápido, en más cantidad y más fuerte y resistente. Con más cuerpo. Notarás el cambio.

En lo referente al serum capilar, es necesario después del verano realizar una cura para sanear tu cabello. En combinación con el champú natural que mejor se adecúe a tus características o necesitades del momento, el serum para el cabello conseguirá aportarle los nutrientes necesarios para lucirlo bonito, con brillo y, sobretodo, salud. Al igual que aplicamos serums al rostro para mantenernos más jóvenes, lo mismo debes realizar ocasionalmente con tu cabellera, sobretodo en cambios de estación. Le aportarás vitaminas y minerales necesarios para un crecimiento sano y ayudarás a su fortalecimiento. Llevando a cabo este protocolo notarás la diferencia, sin duda, con respecto a otros años!

 

-Serum para cabello The Organic Pharmacy

-Molécula para el cabello Fountain

 

2. Comienza a apetecer la sauna de vapor... Pues debes

 El verano trae cosas fantásticas al organismo, sobretodo a nuestra salud y bienestar emocional. Pero también acumulamos toxinas. Nuevos horarios, diferentes hábitos (el más importante, la alimentación) y un sinfín de elementos, como dejar de lado en algunos casos las rutinas de ejercicio, que hacen que acumulemos dichas toxinas y luego se manifiesten en los temibles efectos sobre la piel de los que hablaremos más adelante. Por tanto, antes de realizar nuestras curas para entrar triunfantes en el cambio de estación, ayudaremos a nuestro cuerpo realizando una par de sesiones de sauna de vapor a la semana. Ni qué decir tiene que no todo el mundo puede realizarlas, pero si eres de esas personas que puedes llevarlo a cabo y no tienes ningún tipo de problema saludable que te lo impida, adelante. Bastan 7 minutos por sesión para eliminar sustancias nocivas y toxinas del organismo. Comenzarás a limpiarte y luego, toda cura que te apliques, será mucho más fácil y los beneficios se notarán en menos tiempo.

Recuerda, después de una sesión de sauna de vapor, debes ser fuerte y ducharte con agua fría. Debes de aguantar. Es necesario para obtener múltiples beneficios y reforzar tu salud y sistema inmune. Notarás como tu piel mejora en tono, textura e imperfecciones. Así mismo no debes realizar una ducha higiénica (con jabón) hasta pasadas por lo menos 2 horas de tu sesión de sauna. Sino no hay beneficios para el organismo. Otra opción es que realices tu ducha higiénica antes de tu sesión de sauna (por ejemplo, después de una sesión de gimnasio), acto seguido, después de la ducha, realices tu sesión de sauna y termines con la ducha de agua fría. Notarás un cambio positivo, te lo aseguramos.

 

3. La piel de tu rostro necesita ayuda urgente

 Te comienzan a aparecer granitos y, en algunos casos, un brote de acné. Piensa que has estado poniendote todo el verano cremas con fotoprotector solar que, en ocasiones, son demasiado grasas o no lo suficientemente adecuadas para tu tipo de piel. Al mismo tiempo, un exceso de sol, cloro y sudor ocasiona un taponamiento considerable de los poros. Esto ligado a un mal tratamiento en tu rutina diaria (no nos engañemos, muchas veces no queremos seguir las rutinas completas de lavado y tonificación del rostro por miedo a perder el moreno, craso error y mito absurdo) hacen de tu piel en el verano un nido de bacterias que, llegados al otoño, se manifiestan virulentamente.

A su vez, los síntomas que a algunas personas les producen brotes quísticos, exceso de producción de sebo y caspas, a otras les origina sequedad, tirantez, picores y rojeces. Por no hablar del empeoramiento en el número de manchas o en su color, que se tornan más oscuras. En numerosos casos, un extra de hipersensibilidad. No dejes pasar más tiempo. Tu rostro necesita un saneamiento urgentemente. Lo básico y necesario es aportarle a los cuidados de tu rutina un plus de vitaminas, minerales y elementos bioactivos eficaces pero suaves que consigan devolverle la salud a tu piel.

La exfoliación en forma de peeling, más profundo, es indispensable. Antes, debes limpiar tu rostro mañana y noche diariamente con un limpiador suave, cargado de vitaminas y aceites nutritivos que, además de eliminar todas las impurezas, aporten un plus de reparación, hidraten, nutren y tengan efectos saneadores y antienvejecimiento. Durante 2 meses al menos deberías cambiar tu rutina de limpieza y optar por un limpiador suave en emulsión para todos los tipos de pieles o un bálsamo limpiador nutritivo con betacarotenos (provitamina A) para pieles normales y secas.

 

⁃ Limpiador Green Shaman Ami Iyök

⁃ Bálsamo limpiador de zanahoria The Organic Pharmacy

 

Acto seguido, 1 vez por semana, y desde ya, durante al menos un mes o hasta que empieces a notar los cambios, es urgente exfoliar la piel para quitar toda esa acumulación de capas de células muertas que se te han ido asentando en tu dermis. Sabemos que es verano y, como hemos dicho anteriormente, poca gente se exfolia dias previos antes de tomar el sol por miedo a que se le vaya el moreno.

En este caso la exfoliación no se debe realizar con un tratamiento normal con semillas o cortezas molidas, como acostumbramos a realizar. Debemos de profundizar un poquito más y realizar, si tu piel no es extremadamente sensible, un peeling con un polvo que provenga, esencialmente, de fuentes bioactivas naturales y ácidos de frutas. Además de desincrustar y permitir la oxigenación de la piel y apertura de los poros, conseguiremos poco a poco ir saneándola y notarás como irá recobrando su tono, suavidad y tersura. Ya no hablemos de la luminosidad. Con el consiguiente tratamiento hidratante, notarás paulatinamente la mejora de su superficie y verás como irán remitiendo las imperfecciones. Tus manchas se atenuarán.

 

⁃ Mascarilla peeling energizante con aminoácidos Qi MM Face Peel de Mel Millis

⁃ Exfoliante en polvo luminosidad Antonia Burrell

 

Debemos acabar la rutina de reparación de la piel con una buena tonificación y posterior hidratación con el tratamiento más adecuado en esta época del año.

Para acabar con un saneamiento completo, deberemos utilizar un tónico, en la línea que seguimos, con propiedades curativas, que nos aporte vitaminas y sea delicado con el cutis. Debemos utilizar, al menos por la noche, un sérum, apto para todos los tipos de piel, que combata todas las imperfecciones, incluidas las manchas solares, y repare el fotoenvejecimiento y, para acabar, un tratamiento hidratante antiedad para todos los tipos de piel que contenga un elevado cóctel de vitaminas y principios activos naturales para devolver la salud, juventud y suavidad al rostro, libre de imperfecciones y rebosante de luminosidad.

 

⁃ Hibistonic, tónico facial antioxidante, Ami Iyök

⁃ Slow Liquid, serum-aceite multifunción avanzado de Ami Iyök

⁃ Crema antiedad antioxidante The Organic Pharmacy

 

 

4. No te olvides del cuerpo

 Al igual que tu rostro, la piel de tu cuerpo necesita una cura. Vale que la vayas a tapar más, pero no la olvides! Y con el cambio de estación también manifiesta muchos problemas relacionados con picores, dermatitis, eczemas o brotes de acné, molestos y antiestéticos. Por ello, debes realizar una limpieza suave con geles o aceites totalmente naturales y orgánicos, que tonificarán y, poco a poco, devolverán la salud a tu piel.

Una vez por semana, exfolia todo tu cuerpo si no padeces hipersensibilidad, con un tratamiento que contenga minerales y vitaminas procedentes de ingredientes botánicos para ayudar a tu piel a repararse, cicatrizarse y regenerarse. Hay tratamientos exfoliantes que solo “pulen” la superficie pero no aportan nada más. Busca uno que además de eliminar las células muertas cuide de tu piel, la protega y aporte todos los elementos necesarios para que luzca joven y saludable.

Acto seguido, permítete por unas semanas un tratamiento de lujo corporal que acabe por reparar la piel dañada de tu cuerpo. Busca uno que te aporte los mejores aceites nutritivos, reparadores, antiedad, y que no sean comedogénicos. Los puedes encontrar de distintos precios, aptos para todos los bolsillos, pero nunca te olvides de prestar especial atención a su composición. Que sean totalmente naturales y no escatimen en ingredientes y principios activos.

Por último, no te dejes las zonas más específicas de tu cuerpo como el cuello y el escote. Quizás un exceso de sol ha causado muchos daños en esta delicada zona, donde la piel sufre las consecuencias mostrándose muy seca, arrugada y con manchas o rojeces. Si te lo puedes permitir, aplicate un tratamiento efectivo sobre esta parte para poder lucir escote durante todo el año!

 

⁃ Gel de baño de pimienta negra y maychang de Lulu&Boo

⁃ Exfoliante corporal de cleopatra de The Organic Pharmacy

⁃ Crema para cuerpo de algas y rosas antiedad total de La Espiral Verde

⁃ Serum corporal Global Body Serum de Lina Hanson

⁃ Bálsamo multifunción con oro Global Treasures de Lina Hanson para contorno de ojos, cuello o escote.

 

Si a causa del cambio de estación sufres brotes, picores, enrojecimiento o malestar en zonas específicas cursando con eczema, sarpullidos o costritas, utiliza un bálsamo ecológico, 100% natural y orgánico, que mejorará asombrosamente la calidad del área afectada.

 

⁃ Bálsamo orgánico pieles sensibles (dermatitis, eczema, psoriasis) de Inlight Beauty

 

 

5. Cura detox ya!

 Lo dejamos para el final pero deberías comenzar, en el momento de transformación de tu rutina, y siempre siempre siempre en un cambio de estación, con un plan detox en la alimentación y, como mínimo, a través de la suplementación.

Como mínimo 4 veces al año, y siempre, depués del verano, es necesario realizar una detoxificación del organismo por salud. Si estamos sanos por dentro, lo manifestaremos por fuera. Verás como te ayudará en el tono y calidad de la piel de tu rostro y cuerpo. Poco a poco desaparecerán tus imperfecciones y, si sufres de algún trastorno cutáneo, verás como mejora tu calidad de vida, reflejándose una piel más saludable.

Al finalizar el verano, tu cuerpo puede estar saturado de toxinas procedentes de una mala alimentación. Se come mucho más fuera de casa, se apartan hábitos saludables, durante las vacaciones nos permitimos unos “premios” que pueden llegar a ser veneno para nuestro organismo, y, antes de entrar al otoño, rebosamos elementos nocivos por todos los poros de nuestra piel. Debemos concienciarnos en realizar una limpieza de nuestro sistema digestivo que se manifestará, a su vez, con una piel sana, saludable y bella. Al mismo tiempo preparamos nuestro organismo para recibir los nuevos alimentos propios de la estación cambiante.

Recuerda que una buena rutina de belleza comienza desde el interior.

 

⁃ Capsulas Detox de The Organic Pharmacy

 

Y tu, ¿ sigues algún protocolo de belleza con el cambio de estación?.

Cuéntanoslo dejando un comentario. Comparte el artículo si te ha gustado, y descubre más en Biosplendor.com

Posted on 27/09/2017 by Biosplendor 0

Si te ha gustado, comparte el artículo y déjanos un comentario Deje una respuesta