aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info
LO QUE MI CHAMPU ESCONDE

LO QUE MI CHAMPU ESCONDE

-LO QUE MI CHAMPU ESCONDE...-

Normalmente, cuando nos lavamos la cabeza, nos encanta sentir ese bienestar que provoca el olor del champú, la espuma que hace.. Nos da la sensación de que el pelo está mas limpio y con un olor maravilloso... Nada más lejos de la realidad.

A partir de ahora reflexiona con lo que te vamos a contar. Tu champú, contra más espuma hace y más bien huele, más ingredientes tóxicos, contaminantes y peligrosos para tu salud contiene. Va en proporción, es así.

Afortunadamente, la naturaleza nos ofrece ingredientes que poseen aceites esenciales donde, además de cuidar tu cuero cabelludo, mantener bello tu pelo y proteger tu piel, dejan un aroma tanto o mas agradable que los productos químicos y sintéticos.

 

Champú natural vs champú químico: efectos que delatan...

 

La cuestión es.. Un champú natural y ecológico no hará la cantidad de espuma que otro comercial.. Pero no por ello dejará el pelo sucio. La limpieza será incluso mejor, y los resultados, a medio y largo plazo, espectaculares. Los productos químicos de los champús convencionales otorgan quizás efectos más inmediatos. Dan brillo, propician un peinado fácil, aportan suavidad... Pero a un precio. Todo ello gracias a sustancias tremendamente tóxicas y artificiales que, a la larga, pasan factura. El cabello, al igual que la piel, tiene memoria. Y con el paso de los años se desencadenan irritaciones, prúrito, caspa, seborrea, costras, calvicie y mucho mas...

Si haces la prueba de, como mínimo, entre 1 y 2 meses, utilizar un champú totalmente natural, te sorprenderá ver como tu pelo sufrirá una especie de “crisis” curativa. Sí, me explico. Los resultados con un champú natural no son visibles tan rápido. Tarda más, pero vale la pena. Lo que sí irás viendo es como una especie de empeoramiento en los primeros días de tratamiento. Parece que el pelo estará más áspero (o graso, según sea tu tendencia) y soltará más caspas. Será normal. Lo que te sucederá es que tu cuero cabelludo y tu melena están expulsando al exterior restos de siliconas, plásticos y elementos tóxicos que habían anidado en tu cabeza durante años y años.. Se estará desintoxicando, curando.. Es así, por muy sorprendente que parezca!

Por tanto, si decides pasarte a la limpieza natural de tu pelo, no te preocupes ni escandalices. Tendrás que tener un poco de paciencia. Pero pasado ese tránsito temporal.. Será como un nuevo resurgir. Tu cabello comenzará a brillar, a estar más suave, con más cuerpo y más sano, de aspecto saludable y limpio por más tiempo. Los problemas que puedas tener a nivel sensibilidad o reactividad irán desapareciendo. Estará más oxigenado y litaralmente “libre” de elementos nocivos. Cualquier variedad de champú natural sea el tipo de cabello que tengas obrará milagros, sin duda.

 

¿Pelo sano? Entre los ingredientes que te aconsejamos deseches por completo, están:

  

ASL, SLS y SLES (Amonium Lauril Sulfate, Sodium Lauril Sulfate y Sodium Laureth Sulfate):

 

Son lo peor y justamente lo que crea esa bonita espuma cuando te lavas la cabeza. Detergentes que deterioran y son abrasivos. Dañan el pelo, cuero cabelludo y detienen el crecimiento sano del cabello. Áltamente irritantes. Destruyen las fibras capilares. La piel y el organismo los absorve y su capacidad tóxica perdura por días.

 

Los PEG (Polyethylene Glycol)

 En estado de polímeros o siliconas que roban la humedad y resecan y dan un aspecto áspero al cabello. Son tóxicos e irritantes.

 

Los DEA y TEA (Etanolaminas)

 Son compuestos químicos de aminoácidos con alcoholes que realizan la función de conservantes y que, combinados con otros ingredientes y elementos, pueden formar nitrosaminas y desencadenar efectos perniciosos para la salud de la piel y del organismo.  Pueden además irritar, ocasionar alergias y destruir la queratina, ofreciendo un aspecto lamentable del cabello con el paso del tiempo.

Ni que decir tienen los parabenos, alcoholes sintéticos o colorantes artificiales que además de irritar y estropear desestabilizan el equilibrio hormonal.

 

Propylene glycol

 Es un alcohol usado habitualmente como agente acondicionador. Daña la barrera de defensa de la piel. Irrita el cuero cabelludo y puede resultar un potente alérgeno. Puede llegar a causar hasta anomalías hepáticas y daño renal.

Aceites minerales y derivados del petróleo:

 Taponan los folículos y no dejan penetrar elementos beneficiosos como los aceites esenciales naturales que resultarían beneficiosos para el cabello. Entorpecen la correcta oxigenación.

Dimeticona (dimethicone):

 Una silicona que sirve para dar un efecto “suave y brillante” al pelo. No hace más que taponar, más aún que los aceites minerales. Obstruye y puede llegar a causar acné quístico. Es áltamente irritante para muchas personas, provoca picor y reactividad en la piel del cuero cabelludo. A la larga estropea el pelo y puede provocar consecuencias indeseables... Junto a los sulfatos sintéticos es tremendamente tóxico y puede dañar mucho la salud capilar a las personas, sobretodo de quienes sufran de piel sensible. Atrapa a las bacterias como un imán. Propicia la formación de sebo y la acumulación de impurezas, ahí es nada.

Triclosan:

 Es un químico antibacteriano y fungicida. Entre sus muchos efectos adeversos, se acumula en las células y a la larga es tóxico para el organismo. Provoca disrupciones endocrinas, deteriora la piel y es muy irritante.

Polysorbate 20:

 Mezcla química de sorbitol y ácido láurico que actúa como emulsionante. Se utiliza como disolvente de ingredientes. Deja residuos en el cuero cabelludo, desequilibra el Ph de la piel y destruye su barrera de defensa.

Potassium Sorbate:

 Es un conservante que puede llegar a causar toxicidad en la piel y el organismo.

Phenoxyethanol:

 Otro conservante que puede causar toxicidad en la piel y el organismo e irritaciones.

Quaternium-15:

 Sal de amonio utilizada como conservante. Puede causar alergias y toxicidad.

 

Después de ver todas las “bondades” que los ingredientes químicos implementados en la mayoría de champús nos ofrecen.. Cabe hacer una pequeña reflexión y pensar porqué, en muchos casos, con el paso del tiempo, sufrimos tantos tipos de alteraciones y problemas en nuestro cabello y cuero cabelludo. El estrés siempre nos jugará una mala pasada, eso es indudable, pero cierto es que, al igual que la alimentación es importantísima como garantía de protección y conservación de buena salud, todo aquello que nos ponemos, contra más natural sea, más beneficios nos reportará. La piel y el pelo no son una excepción. Tengamos cuidado de ellos.

Ver los productos de Cabello de Biosplendor ->

Posted on 11/07/2017 0 303

Deje un comentarioDeje una respuesta

Debe estar registrado para dejar un comentario.