aceptar En Biosplendor usamos cookies para mejorar tu experiencia. Más info
FOTOPROTECTORES SOLARES

FOTOPROTECTORES SOLARES

A la playa con la toalla y...

¿ protector solar químico o mineral ?

 

Siempre que llega el buen tiempo, todos, absolutamente, nos hacemos la misma pregunta (o al menos los que nos preocupamos por nuestra salud). Qué filtro solar es el más adecuado para protegernos sin dañar nuestra piel y organismo? Sencillamente, voy a comenzar como quizás debería acabar el artículo. No te fies de los protectores con un alto espectro de protección (mayor de 30). Casi es mejor utilizar un factor de protección menor (máximo 30) y aplicártelo más veces.

 

Con esto quiero decir que los filtros solares, contra más altos, más ingredientes nocivos llevan entre sus componentes. Y las marcas que no invierten recursos en calidad quizás te saldrán más baratas, pero a la larga, los efectos para tu salud pueden salirte caros.

 

EXISTEN 3 TIPOS DE FILTROS SOLARES:

 Químicos, Físicos y Biológicos. Las marcas de cosmética natural y ecológica se rigen por los filtros físicos y biológicos, normalmente en una combinación de ambos. A día de hoy es difícil asegurar una protección segura con un filtro biológico ya que la función de protección que pueden ejercer los ingredientes naturales no es suficiente para contrarestar los efectos nocivos de una larga exposición solar. Es por eso que las marcas de cosmética natural ecológica los utilizan en combinación con filtros físicos (minerales) para conseguir un efecto seguro y garantizado.

Como protectores solares biológicos destacaríamos el helecho, el té verde, el cardo mariano, y los más populares aloe vera, manteca de karité, aceite de jojoba, aguacate, cacao y coco. Además de ejercer un mínimo de protección acondicionan, suavizan y dan elasticidad a la piel previniéndola del envejecimiento. A pesar de todo ello, al no poder ofrecer una alta protección durante mucho tiempo, no se puede establecer un índice determinado. Por eso, cuando vamos a comprar a la tienda una manteca de zanahoria, coco o papaya, si no posee un filtro solar químico o físico, no se puede cuantificar el índice de protección que puede llegar a tener. Pero ten por seguro que será muy muy bajito.

 

 Los filtros solares químicos.. Mejor que huyas de ellos. Tienen como su nombre indica ingredientes tóxicos y nocivos para la salud. Casi todas las marcas asequibles los contienen. Lo bueno que tienen es que se absorben fácilmente y no dejan manchas blancas o pastosas. Pero claro, todo tiene sus consecuencias. Sus micropartículas se absorben inmediatamente en la piel, entrando a nuestro organismo. Su protección se basa en reacciones químicas en contacto con el calor, cosa que hace que se desprenda calor y se vaya degradando el producto. Se necesitarían más reaplicaciones que con las pantallas físicas, y por consiguiente, más producto tóxico para nuestro organismo. Taponan los poros, evitando la correcta sudoración defensiva de nuestra piel, son disruptores del sistema endocrino, afectando a nuestras hormonas, pueden producir nefastas lesiones en la piel e incluso cáncer. Además, sus componentes, al irse degradando, son perjudiciales tanto para nuestra salud como para el medio ambiente.

 

 Es por tanto necesario considerar las opciones y, actualmente, la protección más conveniente y naturalmente segura es la del uso de pantallas físicas (minerales). Actualmente se utilizan 2 tipos: Fotoprotectores biológicos (con ingredietes naturales que anteriormente hemos visto) más Oxido de Zinc o Dióxido de Titanio. Estos fotoprotectores, el inconveniente que tienen, es que crean una pantalla que, en muchos casos, se hace en forma de película blanquecina. Eso a la gente le molesta por estética. Crean una barrera de defensa que hacer rebotar los rayos del sol e impide que penetren o lesionen nuestra piel. Hoy en día los grandes avances están permitiendo obtener fotoprotectores con filtros minerales (físicos) en partículas más pequeñas que permiten una mejor absorción. Pero volvemos a lo mismo. Si se consigue disminuir el tamaño de las partículas sin absorberse por el organismo bueno, bien, pero, aunque sean minerales, el uso de nanopartículas también puede llegar a ser nocivo para nuestra salud. El óxido de zinc, actualmente, es la protección natural y mineral más segura que tenemos. Luego está el dióxido de titanio. Y aquí viene la cuestión importantísima y a ver si consigo explicarme claramente. Las casas de cosmética actual saben sobre la importancia de incluir ingredientes naturales de calidad y minerales para el cuidado de nuestro cuerpo. Son conscientes de que cada vez somos más los que nos gusta cuidarnos y llevar un estilo de vida sano. Pero también saben que a la gente no le gusta tener esa pantalla blanca sobre la piel. Por lo tanto, utilizan dióxido de titanio en NANOPARTICULAS. Así se crea una pantalla física mineral pero sin dejar color blanquecino. El problema es que, aunque el dióxido de titanio no llegue a ser quizás tan tóxico como los filtros químicos, cuando está en forma de nanopartículas también es fácil que entre en contacto con nuestras células o lo inhalemos más fácilmente, al igual que pasa con los filtros químicos, llegando a ser también nocivo para nuestra salud en muchos casos.

 

 He de decir que las marcas de cosmética natural están obligadísimas a poner en sus ingredientes si el dióxido de titanio que utilizan está en forma de nanopartículas. En caso afirmativo, cuando mires un envase de los que tengas por casa, verás que lo pondrán en forma (NANO). O sea, titanium dioxide (nano). Yo cuando veo eso prefiero no coger ese producto. Desgraciadamente muchas marcas con renombre de cosmética natural lo utilizan...

 

 Mi consejo. Utiliza siempre cremas solares biológicas con protección mineral de óxido de zinc. Te las puedes encontrar hasta un factor 25 más o menos. A partir de aquí, qué pasa? Que como comencé a explicar el artículo, hacen falta más recursos protectores para realizar el bloqueo de rayos solares. Entonces, además del óxido de zinc, en la mayoría de ocasiones, verás que las marcas también incluyen el dióxido de titanio. Comprueba siempre que no es en nanopartículas. He de decir que las buenas marcas de cosmética natural y ecológica nunca utilizan nanopartículas y sus ingredientes son naturales, ecológicos y minerales (oxido de zinc y dióxido de titanio pero sin ser NANO). A partir de un factor de protección 30, normalmente te encontrarás con este caso. Contra mayor es el factor de protección, mayor la concentración mineral (o química) que tendrá que tener para realizar la protección. .

 

Por tanto, en mi caso, prefiero ponerme un factor de protección 25, y repetir más asiduamente las aplicaciones, que no un factor 30 o 50 que pueda contener ingredientes más nocivos para la salud. Claro está que siempre están las excepciones, y habrá gente que por su tipo de piel o si padecen algún tipo de enfermedad, necesiten protecciones mayores. En tal caso, SIEMPRE, recomiendo utilizar las pantallas de protección físicas (en combinación de ingredientes biológicos y minerales -oxido de zinc y dioxido de titanio-) pero NUNCA que contengan NANOpartículas. En lo referente a pantallas solares químicas... Yo personalmente hace muchísimo que dejé de utilizarlas...

Posted on 18/06/2017 0

Si te ha gustado, comparte el artículo y déjanos un comentario Deje una respuesta